Carlos del Toro en Galeriavalmar.com

Carlos del Toro en Galeriavalmar.com

http://4.bp.blogspot.com/-sXuuR-CB0oo/TVQZDOl1N1I/AAAAAAAAACw/3EyYzKQ3Sss/s1600/B%2BGrandes_05.JPG

una obra maestra del artista cubano Carlos del Toro (nacido en La Habana en 1954), cuya trayectoria artística cubre más de 3 décadas durante las cuales se destacó como creador de gran fuerza y un pilar de la expresión artística visual del arte cubano contemporáneo. De un estilo rabiosamente original, sostiene una alianza entre la tradición y la modernidad en equilibrio con la más increíble diversidad expresiva y profusión de procedimientos técnicos.

Nacido en 1954 en La Habana, Carlos del Toro pertenece a esta generación de artistas de la ¨Ruptura¨, todos hijos de la Revolución, que fueron los dueños del renacimiento artístico en la isla. Su fuerza reside en la autonomía de su ¨movimiento¨ y la riqueza creativa y técnica que acompañaron su camino durante más de 30 años y que sigue vigente a la fecha.

Desde 2008, galería tataya ha expuesto unas 40  obras de Carlos del Toro y se enorgullece de presentar una obra maestra ¨Elegguá¨, de la serie ¨Iluminados¨, pintada en óleo sobre tela (163 cm x 130 cm)

Definir la obra de Carlos del Toro no es tarea fácil. Ante un artista de tanta índole, a quien siempre le han acompañado en su trayectoria pintoresca ascendente tanto calificativos como reseñas adulatorias – y justas – la simplificación de un término adecuado resulta casi imposible.

Bastaría decir que nos encontramos ante un ¨Gabo¨ de la pintura y ya nos quedamos al borde de la ignorancia. Ó ante un Vivaldi, quizás una ópera, y sería un atrevimiento, una injusticia. Sin embargo, su obra nos traslada a la música, una música rítmica con tambores y cantos que despierta y abre las puertas de nuestros sueños.

Carlos del Toro es antes de todo un poeta de la imagen, un dramaturgo del movimiento y del espacio, donde sus bailarinas se mueven contra una sombra, se supone un bailarín, ahí puesto como una herramienta negra de trasfondo cual único mérito es proporcionar un equilibrio visual; una escena dentro de una selva de colores con una paleta bíblica que nos hace recordar al Realismo Mágico y, más específicamente, a Cien Años, por todos los Aurelianos y lluvias de peces imaginados, venidos y anunciados. En este rompecabezas de colores, que el artista maneja de manera magistral, y escenas 3-dimensionales realizadas sobre papel rebosado, surge una sinfonía que nos lleva al Bolero de Ravel mientras bailamos al son de la flauta de un faquir escondido dentro de la obra. Un desafío que el artista logró dominar con maestría y talento dignos de los grandes artistas cubanos del siglo XX.
En su trayectoria pintoresca espectacular, Carlos del Toro cuenta historias que han de ser interpretadas y re-interpretadas hasta el punto en que cada quien pueda reconstruir su propia anécdota de irremediable soñador. Escultor de la memoria, albañil del lienzo, brujo del color o simplemente hechicero de encantos, Carlos del Toro deja una huella profunda en nuestra memoria.

http://www.tataya.com.mx/wp-content/uploads/2011/11/deltoro_29.jpg

Elegguá:
Elegguá es el primero de los dioses de panteón yoruba en ser llamado en todo acto religioso o festividad y el último en despedirse. Por eso se dice que abre y cierra los caminos.  Una de sus funciones es la de ser mensajero de los dioses. Vive en la mayoría de los casos detrás de la puerta principal de las casas, pues es dueño absoluto de los caminos y el destino. Es quien cierra o abre el astral para la felicidad o infelicidad de los seres humanos. Su mano de caracoles es la mayor,  ya que consta de 21 piezas. Sus colores son el rojo y el negro.

Please follow and like us:
Tags:
,